El informe ‘Still just a bit of banter?’ (¿Aún no es más que una broma inocente?), publicado ayer por el sindicato británico Trades Union Congress (TUC) y Everyday Sexism, corrobora lo que la ITF viene escuchando a las mujeres que trabajan en los transportes de todo el mundo (no solo en el Reino Unido, donde se realizó el estudio): que sufren un alto nivel de acoso sexual en sus lugares de trabajo y , como consecuencia, se sienten desempoderadas, avergonzadas y reticentes a denunciar sus experiencias.

Empleo precario

El informe revela que las mujeres que ocupan los empleos más precarios corren más riesgo de experimentar acoso sexual, como las que trabajan en profesiones predominantemente masculinas y muy segregadas. El sector del transporte está lleno de lugares de trabajo así.  Si quieren más información sobre la labor de la ITF de apoyo al personal precario: http://www.itfglobal.org/es/transport-sectors/urban-transport/in-focus/precarious-work/

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT 2013) “la violencia contra los trabajadores del sector del transporte es uno de los factores más importantes de entre los que disminuyen el atractivo de los puestos de trabajo en este sector para las mujeres, y limitan la conservación de empleos en dicho ámbito.”

Ni el actual marco internacional ni las leyes nacionales ofrecen la suficiente protección contra la violencia de género, incluido el acoso sexual, en los lugares de trabajo.

Convenios de la OIT sobre la violencia contra las mujeres y los hombres en el mundo laboral

Las inminentes deliberaciones de la OIT en 2018-19 para la adopción de un Convenio y/o Recomendación sobre la violencia contra las mujeres y los hombres en el mundo del trabajo revisten enorme importancia. En la actualidad no existe ningún instrumento internacional al respecto y, aunque el acoso sexual en el trabajo está cubierto por las normas vigentes de la OIT y materiales pedagógicos, es fundamental que logremos un tratado que englobe toda esta problemática, que cubra tanto la prevención como la reparación. Por esta razón, instamos a nuestras organizaciones afiliadas a compartir con nosotros los testimonios de sus trabajadoras y trabajadores. Estos testimonios nos servirán para compilar las pruebas que nos permitan fundamentar sólidamente nuestros argumentos y ayudarán a los sindicatos a negociar con sus empleadores y cabildear a sus gobiernos a favor de una mayor protección de los trabajadores y trabajadoras. Los organismos representantes de los empleadores y gobiernos hostiles a este convenio se prepararán a conciencia para contrarrestar nuestros argumentos. Por eso necesitamos su colaboración, para que nuestros argumentos sean muy sólidos. La información que nos envíen ustedes puede sernos de utilidad en cualquier momento a lo largo del proceso de establecimiento del convenio, pero sobretodo será importante antes de la reunión de expertos prevista del 3 al 6 de octubre de 2016.

Necesitamos su colaboración en esta causa ¿Cómo? Se lo explicamos en la ficha informativa 9 cosas que usted y su sindicato pueden hacer.

Scarlet Harris, responsable de Igualdad de las Mujeres en la TUC, tiene toda la razón al decir: “Necesitamos una actitud proactiva y colectiva para poner en tela de juicio el sexismo, la discriminación y el acoso en el trabajo. La responsabilidad de combatir el acoso no puede recaer exclusivamente en las denuncias que interpongan las mujeres individualmente o en las causas judiciales”.

Leer el blog de Scarlet.

Formación, educación y el programa en defensa de las mujeres 

Apoyamos las recomendaciones del informe de la TUC sobre la formación, las campañas en los lugares de trabajo y la negociación de políticas sobre el acoso sexual en las empresas.

El informe de la TUC revela que “sólo el 1 % de las mujeres que han sufrido acoso sexual confiaron en su representante sindical”, pero estamos trabajando duro para abordar esta cuestión. Las investigaciones revelan que las supervivientes de la violencia son más proclives a hablar con alguien que conocen sobre el acoso sexual y la violencia de género. La ITF está desarrollando en estos momentos un programa mundial en defensa de la mujer, basándose en el estudio y la experiencia del sindicato canadiense Unifor. A lo largo de los últimos 20 años, Unifor ha negociado el establecimiento de 335 defensoras de las mujeres en más de los 300 lugares de trabajo en los que está representado. Las defensoras de las mujeres son representantes especialmente formadas para ayudar y apoyar a las mujeres que sufren violencia y/o acoso. El Programa de Defensoras de las Mujeres de Unifor está teniendo un enorme éxito y es hoy una reivindicación vinculante en sus negociaciones colectivas. Se trata de formar a mujeres para que apoyen a otras mujeres que padecen este problema fundamental de seguridad en el trabajo. Lean nuestra Ficha informativa sobre la defensa de la mujer.

¿Qué pueden ustedes hacer ahora mismo? 

Contactar con nosotros a través de la dirección de correo electrónico women@itf.org.uk si les interesa explorar la posibilidad de introducir un Programa de Defensoras de las Mujeres en su sindicato, si necesitan más información sobre qué hacer para apoyar el establecimiento de un Convenio de la OIT, o si quieren compartir los testimonios de sus miembros y sus campañas de éxito.